Con el paso de los años hay una reducción en la actividad de los procesos y células que generan las sustancias que dan tono, elasticidad y densidad a la piel, siendo el origen de la aparición de surcos y la pérdida de volumen. Con los rellenos faciales puedo corregir arrugas y surcos; aumentar el volumen de labios, pómulos, mejillas y manos; perfilar el óvalo facial y los labios, entre otros. Consciente de que la forma de la cara va cambiando con el paso del tiempo prefiero tratar a mis pacientes con sustancias de relleno reabsorbibles como son:

  • Ácido Hialurónico
    (Restylane®, Belotero®, Teosyal®, entre otros)
  • Hidroxiapatita Cálcica
    (Radiesse®)
CITAS