Las manchas solares (léntigos), hormonales (melasma) y rojeces, son imperfecciones de la piel que empiezan a aparecer más frecuentemente a partir de la década de los 30 en nuestra cara. Cuando mi paciente presenta este tipo de manchas le propongo tratamientos que pueden realizarse de manera individual o combinada para prevenirlas o tratarlas. Según sea el caso, será necesario uno o varios de los siguientes tratamientos:

  • Productos dermocosméticos
  • Microdermoabrasión
  • Láser
    (
    Palomar®, Asclepion®)
  • Luz pulsada
    (
    Lumenis™)
  • Quimioexfoliación
    (
    Peeling)
CITAS